Conectate con nosotros

Publicada

en

Este martes 2 de julio, hacia las tres de la tarde, el Sol no será el mismo. En la mayor parte de nuestro país veremos cómo la Luna comenzará a ‘morder’ nuestra brillante estrella.

Durante miles de años, este hecho causó consternación y miedo en multitud de culturas ancestrales. Y no era para menos, pues ver cómo el sol va desapareciendo de forma inesperada a plena luz del día, siendo este una de las principales deidades para casi todas aquellas culturas, era algo trágico.

Hoy sabemos exactamente la causa de este fenómeno, llamado eclipse de sol, aunque no por ello dejen de existir asombro y emoción entre los habitantes del planeta que han tenido la oportunidad de observar alguno. La diferencia es que ahora sabemos que se produce por el movimiento de los cuerpos celestes, en este caso de la Tierra alrededor del Sol, y de la Luna alrededor de la Tierra; y además podemos aplicar leyes físicas para predecir con certeza cuándo va a suceder el próximo y qué características va a tener.

En el momento del eclipse, la Tierra, la Luna y el Sol se alinean a la perfección, y la Luna bloquea completamente la luz solar gracias a una verdadera coincidencia celestial –el Sol es unas 400 veces más ancho que la Luna y se encuentra 400 veces más lejos de nosotros y que nuestro satélite natural–.

Para el eclipse de esta semana, en Colombia no tendremos la ocultación completa del sol, razón por la cual se denomina eclipse parcial. Los lugares privilegiados para observar este espectáculo cósmico serán algunas islas del océano Pacífico y países como Chile y Argentina, donde el eclipse se verá de manera total.

Respecto a la duración, esta depende de “la posición de la Tierra con respecto al Sol, de la Luna respecto a la Tierra y de qué parte de la Tierra está siendo oscurecida”, escribe el astrofísico chileno Juan Carlos Beamín en su reciente libro “Astronomía ilustrada”.

“Teóricamente, el eclipse solar más largo podría durar 7 minutos con 32 segundos“, explica.

En gran parte de Colombia se observará el eclipse parcial. En el caso de Bogotá se iniciará a las 3:07 p. m., llegando a su máximo a las 3:39 p. m. y finalizando a las 4:09 p. m. En el momento máximo, el sol estará oculto escasamente un 9 por ciento por la Luna, un pequeño mordisco cuya observación habrá merecido la pena para muchos.

Es importante recordar los peligros que tiene la observación directa del sol, que no traerá malos presagios o infortunio, pero que sí puede dañar los ojos y causar ceguera. No se deben utilizar gafas de sol de las que usamos en un día soleado, ni radiografías ni cualquier filtro. 

Redacción: El Tiempo, BBC News

Comenta

Comentario

Haga click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia

Copyright © 2019 Primer Plano | Todos los derechos reservados.